top of page
  • Foto del escritorDoctor Juan Carlos Galvis

Tratamientos para cáncer de próstata

Actualizado: 26 sept 2023


tratamientos para cáncer de próstata
tratamientos para cáncer de próstata

El cáncer de próstata es uno de los tipos de cáncer más comunes en hombres, especialmente en aquellos mayores de 50 años. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cada año se diagnostican más de 1,2 millones de casos nuevos a nivel mundial. Frente a este escenario, es fundamental conocer las opciones de tratamiento disponibles y sus respectivas efectividades.


Los tratamientos para cáncer de próstata pueden variar dependiendo de diversos factores del paciente como lo son:


  • Estado de salud en general

  • Edad

  • Grado y riesgo asociado de su cáncer

  • Metas para los resultados del tratamiento


Es esencial discutir con su especialista las diversas opciones de tratamiento existentes y entender sus posibles efectos. Su plan de tratamiento puede incluir una combinación de terapias según la naturaleza y gravedad de su cáncer.


A continuación algunos de los tratamientos para cáncer de próstata más utilizados.


Radioterapia

La radioterapia cáncer de próstata emplea rayos potentes para eliminar células malignas. Es una de las principales alternativas de tratamiento para el cáncer de próstata, junto con la cirugía. Aunque garantiza un mejor manejo urinario en comparación con la cirugía, puede incrementar la irritabilidad en los intestinos y la vejiga. Tanto la cirugía como la radioterapia pueden resultar en disfunción eréctil.


La Radioterapia es de los tratamientos para cáncer de próstata sin cirugía que un paciente puede recibir debido a los múltiples beneficios si se compara con otros tratamientos.


Existen diversas modalidades de radioterapia recomendadas para el cáncer de próstata. Habitualmente, los protocolos de tratamiento exigen sesiones diarias a lo largo de varias semanas.


La Radioterapia de Intensidad Modulada (IMRT) es una técnica avanzada que dirige varios haces de radiación, cada uno con distintas intensidades, directamente al tumor. Esta estrategia permite administrar la dosis máxima de radiación de manera precisa. Para garantizar la exactitud del tratamiento, los oncólogos especializados en radioterapia utilizan software de planificación especializado, asegurando que el paciente se ubique en la posición correcta durante el proceso.


La Radioterapia Corporal Estereotáxica (SBRT), también denominada Radioterapia Ablativa Estereotáctica (SABR), es una técnica que entrega dosis intensas de radiación al tumor. Emplea múltiples haces radiantes con variadas intensidades, que se orientan desde diferentes direcciones, garantizando una precisión óptima. Una ventaja notable de la SBRT es su duración: generalmente se completa en aproximadamente 10 días, siendo más breve en comparación con otros métodos de radioterapia.


Te invitamos a leer nuestro artículo sobre Radiocirugía SBRT: Revolucionando el tratamiento del cáncer de próstata


Braquiterapia : la braquiterapia administra radioterapia con pequeños trozos de material radiactivo (generalmente del tamaño de un grano de arroz) que se colocan dentro del cuerpo del paciente lo más cerca posible del tumor. Esto permite a los médicos administrar dosis muy altas de radiación directamente al tumor del paciente y al mismo tiempo limitar la exposición a la radiación del tejido sano.


La radioterapia como tratamiento para cáncer de próstata es altamente efectiva en manos de urólogos oncólogos especializados como el Doctor Galvis quien ha dedicado toda su carrera en lograr los mejores resultados para sus pacientes.



Terapia hormonal


La mayoría de los cánceres de próstata son sensibles a las hormonas, lo que significa que las hormonas masculinas (andrógenos), como la testosterona, estimulan el crecimiento del cáncer de próstata. Aproximadamente un tercio de los pacientes con cáncer de próstata requieren terapia hormonal (también conocida como terapia de privación de andrógenos). Si bien la terapia hormonal puede reducir el tamaño del tumor y hacer que el cáncer crezca más lentamente, no cura la enfermedad.


Antiandrógenos: Los antiandrógenos son medicamentos que impiden que la testosterona y otros andrógenos interactúen con la célula cancerosa. Se toman por vía oral todos los días. Los antiandrógenos se utilizan con mayor frecuencia en combinación con inhibidores de la síntesis de andrógenos.


Inhibidores de la síntesis de andrógenos: estos medicamentos reducen los niveles de testosterona y otros andrógenos producidos por el cuerpo. Un tipo común de inhibidor de la síntesis de andrógenos son los agonistas de la hormona liberadora de hormona luteinizante (LHRH). Debido a que los agonistas de LHRH a menudo se asocian con un aumento temporal en los niveles de testosterona, se pueden combinar con medicamentos antiandrógenos. Los inhibidores de la síntesis de andrógenos se administran mediante inyecciones, que duran de uno a seis meses, o mediante pequeñas bolitas implantadas debajo de la piel.



¿Cuándo se usa la terapia hormonal para combatir el cáncer de próstata?


La terapia hormonal para tratar el cáncer de próstata es usado cuando:


  • La cirugía o la radiación no son posibles.

  • El cáncer ha hecho metástasis (se diseminó) o recurrió (regresó después del tratamiento)

  • El cáncer tiene un alto riesgo de regresar después de la radiación

  • Reducir el cáncer antes de la cirugía o la radiación aumenta las posibilidades de un tratamiento exitoso


¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de la terapia hormonal contra el cáncer de próstata?

  • Impotencia, incapacidad para lograr o mantener una erección.

  • Pérdida de la libido (deseo sexual)

  • Crecimiento del tejido mamario y sensibilidad de los senos.

  • Pérdida de masa muscular, debilidad.

  • Disminución de la masa ósea (osteoporosis)

  • Testículos encogidos

  • Pérdida del estado de alerta y funciones cognitivas superiores.

  • Anemia (recuento bajo de glóbulos rojos)

  • Entre otros


Cirugía de cáncer de próstata

La cirugía para el cáncer de próstata o cáncer de próstata operación se conoce como prostatectomía radical. Durante este procedimiento, el cirujano extirpa toda la próstata. También se pueden extirpar los ganglios linfáticos cercanos a la próstata para buscar evidencia de que la enfermedad se ha propagado.


La cirugía para el cáncer de próstata generalmente requiere pasar la noche en el hospital. Los pacientes deben usar un catéter durante aproximadamente una semana después del procedimiento. Por lo general, pueden volver a trabajar después de dos semanas. No hay restricciones de actividad después de cuatro semanas.


Los estudios han demostrado que trabajar con un cirujano experimentado aumenta las probabilidades de realizar un procedimiento exitoso con menos efectos secundarios.


Quimioterapia

Los medicamentos de quimioterapia están diseñados para matar las células de rápido crecimiento, incluidas las células cancerosas. En el caso del cáncer de próstata, la quimioterapia se utiliza con mayor frecuencia para tratar a pacientes con una enfermedad de alto riesgo o cuyo cáncer ha recurrido o ha hecho metástasis.


Existen diversos métodos para aplicar quimioterapia a los pacientes entre los cuales tenemos:


La vía intravenosa: es el método más común por medio del cual se inserta una aguja en una vena y se conecta con un tubo a una bolsa de plástico que contiene el medicamento.

Algunas quimioterapias intravenosas requieren un catéter, un tubo que se conecta directamente a una vena grande y se deja colocado durante todo el tratamiento. Los pacientes pueden optar por que se les inserte un catéter para evitar pinchazos frecuentes.


Los medicamentos de quimioterapia oral: se toman por vía oral, ya sea en forma de píldora o líquido.


Las inyecciones: se administran en el músculo, debajo de la piel o directamente en un tumor, según el tipo o la ubicación del cáncer.


¿Cuáles son los efectos secundarios de las quimioterapias?

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del fármaco o fármacos específicos que recibe el paciente. La duración y la gravedad de los efectos secundarios de la quimioterapia difieren de un paciente a otro. La mayoría son temporales y desaparecerán una vez finalizado el tratamiento


Los efectos secundarios más comunes de la quimioterapia incluyen:


  • Pérdida de cabello

  • Fatiga

  • Náuseas y vómitos

  • Diarrea

  • Úlceras de boca


Es importante saber que el cáncer de próstata, aunque común, tiene diversas opciones de tratamiento dependiendo de su etapa y la salud general del paciente. Desde intervenciones quirúrgicas hasta terapias focalizadas, la ciencia médica ofrece herramientas potentes para combatir esta enfermedad. Sin embargo, es esencial que los pacientes se comuniquen abiertamente con sus médicos para entender completamente los riesgos y beneficios asociados con cada opción y, así, tomar una decisión informada sobre su salud.





91 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page