top of page
  • Foto del escritorDoctor Juan Carlos Galvis

Cómo el fumar afecta la salud de la próstata y su relación con el cáncer de próstata.

Actualizado: 26 sept 2023


Hombre rompiendo un cigarrillo


El cáncer de próstata es una de las enfermedades más comunes en hombres de todo el mundo. Se estima que uno de cada seis hombres desarrollará cáncer de próstata en algún momento de su vida. Sin embargo, a pesar de la prevalencia de esta enfermedad, muchas personas no son conscientes de los factores de riesgo que pueden aumentar las posibilidades de desarrollarla. Uno de estos factores de riesgo es el consumo de tabaco. En este artículo, abordaremos cómo el fumar afecta la salud de la próstata y qué implicaciones tiene para la prevención del cáncer de próstata.


La relación entre el fumar y el cáncer de próstata


Diversos estudios han demostrado que existe una relación entre el consumo de tabaco y el cáncer de próstata. Los hombres que fuman tienen un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad en comparación con aquellos que nunca han fumado. Además, el riesgo de desarrollar cáncer de próstata es proporcional a la cantidad de tiempo que una persona ha estado fumando. Esto significa que cuanto más tiempo haya estado fumando una persona, mayor será su riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Así que si eres un hombre fumador debes saber que con cada cigarrillo estás aumentando las posibilidades de sufrir de cáncer de próstata.



La National Library of Medicine que es un sitio oficial del gobierno de los Estados Unidos publicó un estudio donde fueron evaluados hombres de 40 a 64 años diagnosticados con cáncer de próstata entre 1993 y 1996 el cual evidenció que los fumadores actuales tenían un mayor riesgo en relación con los no fumadores. Se observó una relación dosis-respuesta entre el número de paquetes-año fumados y el riesgo de cáncer de próstata. El mismo estudio señaló también que dejar de fumar resultó en una disminución del riesgo de los pacientes estudiados.


El impacto del fumar en la progresión del cáncer de próstata


Además de aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de próstata, fumar también puede afectar la progresión de la enfermedad. Los hombres que fuman tienen un mayor riesgo de desarrollar un cáncer de próstata más agresivo y menos tratable. Además, el consumo de tabaco se ha relacionado con un mayor riesgo de recurrencia del cáncer y un menor tiempo de supervivencia después del diagnóstico.


En otro estudio publicado por la National Library of Medicine sobre el tabaquismo y el cáncer de próstata agresivo señaló que “...la mayoría de los estudios prospectivos de cohortes mostraron que el tabaquismo actual está asociado con un aumento moderado de ~30 % en el riesgo de cáncer de próstata mortal en comparación con los no fumadores/nunca fumadores”. En relación al impacto entre la progresión del cáncer de próstata y el cigarrillo el mismo estudio indica que “estos hallazgos sugieren que el tabaquismo está asociado con el comportamiento agresivo de los cánceres de próstata o con un subgrupo de cáncer de próstata que progresa rápidamente. Según la evidencia presentada en esta revisión, es probable que fumar cigarrillos sea un factor de riesgo para la progresión del cáncer de próstata y debe considerarse como una exposición relevante en la investigación del cáncer de próstata y la prevención de la mortalidad por este cáncer.


Los efectos del fumar en el tratamiento del cáncer de próstata


El consumo de tabaco también puede tener un impacto negativo en el tratamiento del cáncer de próstata. Los hombres que fuman son más propensos a experimentar complicaciones después de la cirugía, como infecciones y problemas de cicatrización. Además, fumar puede reducir la efectividad de algunos tratamientos para el cáncer de próstata, como la radioterapia, lo que puede resultar en un menor índice de éxito en la erradicación del cáncer.


Dejar de fumar para reducir el riesgo de cáncer de próstata


Dejar de fumar para reducir el riesgo de cáncer de próstata


La buena noticia es que dejar de fumar puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de próstata, así como mejorar la efectividad del tratamiento y las posibilidades de supervivencia. Dejar de fumar en cualquier momento tiene beneficios para la salud de la próstata, pero cuanto antes se deje, más se reducirá el riesgo de desarrollar cáncer de próstata y otras enfermedades relacionadas con el tabaco.


El fumar es un factor de riesgo importante y modificable para el cáncer de próstata aunque no tiene relación directa con el cáncer de próstata sin duda alguna de presentarse la enfermedad puede traer complicaciones..


Tal como hemos podido ver en el desarrollo de la publicación los hombres que fuman no solo tienen un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad, sino que también pueden enfrentarse a un pronóstico más desfavorable en caso de ser diagnosticados. Dejar de fumar es, por lo tanto, una medida esencial en la prevención y el tratamiento del cáncer de próstata. Si usted es un fumador y está preocupado por su salud, hable con su médico o profesional de la salud sobre las opciones disponibles para dejar de fumar.




387 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page